samu.lol

Estoicismo (🇪🇸)


Este artículo explicará principalmente el estoicismo, luego hablará sobre el estoicismo en el mundo moderno y las personas que utilizan el estoicismo como una máscara para cubrir su feo comportamiento.

Definición e historia

Antes de hablar del estoicismo en la práctica, probablemente debería explicar qué es como concepto y sus orígenes. El estoicismo es una escuela filosófica fundada por Zenón de Citio a principios del siglo III antes de Cristo. El estoicismo se conocía originalmente como zenonismo, nombre del fundador de la escuela, pero más tarde se rebautizó como estoicismo, muy probablemente porque los estoicos no consideraban que sus fundadores fueran perfectamente sabios, y para evitar el riesgo de que la filosofía se convirtiera en un culto a la personalidad 1. Estoicismo deriva de la palabra “Stoa Poikile”, que era una stoa (pasarela cubierta) construida en el siglo V a.C., donde Zenón de Citio enseñaba su filosofía y donde él y sus seguidores discutían sus ideas. A diferencia de otros filósofos de la época, Zenón decidió enseñar su filosofía en un lugar público.

El estoicismo ofrece ideas profundas sobre cómo vivir una vida plena y significativa. En esencia, el estoicismo enseña a las personas a cultivar la paz interior y la felicidad alineando sus pensamientos y acciones con la razón y la virtud. Abrazando la idea de que tenemos el control de nuestras actitudes y elecciones, mientras que los acontecimientos y las circunstancias externas están fuera de nuestro control, los estoicos se esfuerzan por alcanzar un estado de paz interior y serenidad, independientemente de los retos a los que se enfrenten.

Un aspecto fundamental de la filosofía estoica es su visión determinista de la vida. Según los estoicos, todos los acontecimientos están determinados en última instancia por causas que se consideran externas a la voluntad del individuo. A la luz de esta perspectiva, un estoico virtuoso busca alinear su voluntad con el orden natural del mundo. Como dijo elocuentemente el filósofo estoico Epicteto, se esfuerzan por estar “enfermos y ser felices, en peligro y ser felices, muriendo y ser felices, en el exilio y ser felices, en desgracia y ser felices”2 Esta actitud refleja una profunda aceptación de los inevitables altibajos de la vida, lo que permite a los estoicos encontrar satisfacción y alegría incluso ante la adversidad.

El estoicismo también pone gran énfasis en el desarrollo del autocontrol y la fortaleza como medio para superar las emociones destructivas y la búsqueda incesante de la riqueza o el placer. Al cultivar la claridad de pensamiento y la imparcialidad, los individuos pueden llegar a comprender y alinearse con la razón universal que rige el cosmos. Este reconocimiento del orden y la armonía inherentes al universo permite a los estoicos afrontar los retos de la vida con resistencia y ecuanimidad, centrándose en lo que realmente está bajo su control en lugar de dejarse consumir por deseos y distracciones externas.

El estoicismo ofrece un enfoque práctico para vivir una vida virtuosa, haciendo hincapié en la importancia de alinear los propios pensamientos y acciones con la razón y la virtud. Al aceptar la distinción entre lo que está bajo su control y lo que no, los estoicos se esfuerzan por alcanzar la paz y la tranquilidad interiores. Reconociendo la naturaleza determinista de la vida, adaptan su voluntad al mundo y encuentran la felicidad incluso en medio de las dificultades. Mediante el desarrollo del autocontrol y la búsqueda de la claridad, los estoicos tratan de superar las emociones destructivas y alinearse con la razón universal que impregna el cosmos. Adoptando estos principios, los individuos pueden llevar una vida con propósito, resiliencia y plenitud.

Y ahora

El estoicismo ha tenido un impacto duradero en la filosofía y sigue siendo relevante hoy en día. Su enfoque práctico de la vida y el énfasis en la responsabilidad personal y la resistencia interior han resonado con las personas que buscan navegar por los desafíos de la existencia. Los principios estoicos pueden aplicarse a diversos aspectos de la vida, desde las relaciones personales a los esfuerzos profesionales, ayudando a otros a llevar una vida de virtud, tranquilidad y sentido.

En psicoterapia, el estoicismo está especialmente presente, ya que sus filosofías son verdaderamente útiles cuando se aplican de formas específicas. Por ejemplo, una cita muy conocida del Enchiridion de Epicteto se enseñó a muchos de los clientes del Dr. Albert Ellis y sus seguidores durante la sesión inicial de la Terapia Racional-Emotiva de Conducta tradicional: “No son los acontecimientos los que nos alteran, sino nuestros juicios sobre los acontecimientos”3.

En definitiva, el estoicismo es una gran filosofía, pero como cualquier otra filosofía o sistema de creencias, puede ser groseramente mal utilizada o distorsionada cuando es aplicada inapropiadamente por los individuos. Hay muchas formas en las que el estoicismo es mal utilizado o mal interpretado para justificar o perpetuar comportamientos abusivos.

Supresión emocional

El estoicismo anima a regular las emociones y a no dejarse abrumar por ellas. Sobre el papel, esto es bueno, ya que las emociones influyen en las personas más de lo que deberíamos permitir personalmente, y practicar una regulación emocional adecuada puede conducir a resultados más saludables de las situaciones. Aunque todo esto es bueno, esta filosofía puede confundirse con el significado de expresar pocas emociones o ninguna, incluso en situaciones en las que expresar emociones es sano y natural. Esta es una interpretación errónea de la filosofía, ya que el estoicismo en realidad fomenta el reconocimiento y la comprensión de las emociones en lugar de reprimirlas. Esto también puede llevar a situaciones abusivas, como que un abusador desestime las necesidades y sentimientos de los demás y promueva una dinámica emocional poco saludable.

Apatía

El estoicismo hace hincapié en la virtud personal y la superación personal. Aunque esto es beneficioso cuando se aplica individualmente, si se malinterpreta, puede interpretarse como una promoción de la apatía o la indiferencia hacia los acontecimientos externos. Aunque el estoicismo hace hincapié en la importancia de centrarse en lo que está bajo el control de uno mismo, no significa que abogue por el desapego total del mundo o la falta de preocupación por los demás. Los maltratadores pueden adoptar una actitud estoica para racionalizar sus acciones, creyéndose moralmente superiores o justificados para causar daño a los demás, sin tener en cuenta el impacto emocional en sus víctimas.

Indiferencia ante las circunstancias

El estoicismo promueve la idea de centrarse en lo que está bajo el control de uno, pero esto puede malinterpretarse fácilmente. Uno debe centrarse en lo que está bajo su control, pero no debe ignorar sus circunstancias y aceptarlas incuestionablemente. El estoicismo enseña a aceptar las situaciones que están fuera de nuestro control, pero también anima a las personas a trabajar activamente para mejorar sus circunstancias y el mundo que les rodea. El estoicismo no consiste en la aceptación pasiva, sino en encontrar la fuerza y la resistencia necesarias para afrontar los retos y realizar cambios positivos.

Indiferencia estoica

El estoicismo anima a las personas a cultivar la indiferencia hacia los acontecimientos y resultados externos. Aunque esto puede ser útil para aceptar cosas que escapan a nuestro control, también puede aplicarse de forma abusiva. Los maltratadores pueden adoptar una actitud estoica para justificar su negligencia o sus malos tratos a los demás, alegando que simplemente no tienen apegos emocionales o que sus acciones son intrascendentes en el gran esquema de las cosas.

Evitar buscar ayuda

El estoicismo puede malinterpretarse a veces como algo que desalienta a las personas a buscar ayuda o apoyo de otros, pero esto no es lo que promueve el estoicismo. Los estoicos valoran la autosuficiencia y la fuerza interior, pero también reconocen la importancia de la comunidad y las relaciones. El estoicismo no aboga por el aislamiento o el rechazo de la ayuda cuando se necesita. Anima a los individuos a formar conexiones significativas y a contribuir positivamente a la sociedad.

Autores

Main: Samu

Contribuir

Si crees que este artículo tiene alguna carencia, siempre puedes ayudar a mejorarlo. Puedes hacer un pull request en el repositorio de Github, o puedes enviarme sugerencias por correo electrónico a icia@duck.com. Si lo solicitas, puedes ser añadido a la sección Autores.

Donar

Envíame un correo electrónico a icia@duck.com si quieres hacer alguna donación. Por el momento no dispongo de ningún método de donación, ya que no lo necesito.

Footnotes

  1. Robertson, Donald (2018). Stoicism and the Art of Happiness. Great Britain: John Murray. ↩

  2. Russell, Bertrand. A History of Western Philosophy, p. 264 ↩

  3. Robertson, D (2010). The Philosophy of Cognitive-Behavioural Therapy: Stoicism as Rational and Cognitive Psychotherapy. London: Karnac. ISBN 978-1855757561. Estoicismo. (2023, 9 de mayo). Wikipedia, La enciclopedia libre. Fecha de consulta: 18:35, mayo 9, 2023 desde https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Estoicismo&oldid=151053313. ↩

↩ Back